Menú

Sucias Fantasías

El liberalismo de mi polla

Depravaciones a la japonesa

Al hablar de los japoneses nos imaginamos una sociedad enferma. Folladores de muñecas de plástico y masturbadores en potencia mirando hentai. Sí, son tan depravados como la televisión nos los vende. Aunque solo los hombres. O eso espero.
He tenido el placer o la desgracia, depende de como se mire, de hacerme amigo del japonés más putero, depravado y vago que existe sobre la creación del señor.
Hattori (para llamarlo de alguna manera) lleva viviendo conmigo, en Barcelona, unas dos semanas, y en este corto tiempo he tenido la opción de montarme una orgía, ir de Chinas o pagar por una sucia puta africana del Raval.
Pero ni corto ni perezoso le cuenta sus lascivas ideas a sus compatriotas femeninas que trabajan en nuestra empresa. De 23 a 30 años. Pobres chochitos amarillentos.
Aún es más sorprendente la reacción de ellas: Sí, Hattori quiere ir de putas. Es normal.

Hay que aclarar que él es padre de familia, con tres hijas.¡pero que coño! Les da igual, los hombres van de putas, ¿para que satisfacer a tu mujer? ¿para que avergonzarse?

Siempre habrá dinero y putas y borrachos, hasta que caiga la última bomba.

Comentarios

Segon Usuari dice:

Vaya troll has pillado, cabrón.

Deja un comentario